ACTUALIZAR DATOS DEMOGRÁFICOS Y NO MORIR EN EL INTENTO

Como cada año, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publica en Enero el padrón continuo a nivel de sección censal (áreas de entorno a 1.500 residentes) con todas las variables demográficas asociadas (edad, género, nacionalidad, etc...).

Cada año hay modificaciones en las delimitaciones de estas secciones censales. Hay secciones que se agrupan haciendo desaparecer algunas, secciones que se dividen generando nuevas, o nuevas delimitaciones manteniendo el mismo identificador (código de 10 dígitos construido con el código de provincia, código de municipio, de distrito, y de sección).

Desde hace pocos años el INE publica gratuitamente las cartografías de las secciones, lo que facilita la revisión. Anteriormente la única cartografía abierta disponible era de 2011 (Censo de Población y Viviendas), y muchos analistas cargan los datos sobre ella sin tener en cuenta este problema.

Estos cambios complica la comparación de datos de distintos años. Y destruye las relaciones que tengamos creadas para inferir estos datos a otras delimitaciones geográficas como códigos postales, grids, edificios, etc... (Por ejemplo: Grid de 100x100 metros)

Correos por ejemplo ofrece la información de los cambios de los códigos postales entre un año y otro, para que te centres sólo en estos. El INE por ahora no lo hace.

Uno de los métodos rápidos para saber cuales de estas secciones censales han cambiado, han visto modificada su geometría, y sus datos ya no se refieren a la misma área geográfica exactamente; es comprobar en cuales su centroide no coincide con el de la misma sección del año anterior.

Bien, pues aplicando este método obtenemos que en 233 de 36.309 secciones censales del padrón de 2020 el centroide está desplazado respecto de las del 2019.


Por tanto en estas secciones se ha visto modificada el área de la que suministran datos, y centrarnos en corregir las relaciones entre estas secciones modificadas y las otras unidades geográficas en las que inferimos datos desde ellas nos hará ser más eficientes, evitando actualizar relaciones que no han cambiado.

Sin embargo, no tener estos cambios en cuenta nos hará arrastrar errores año tras año que se irán haciendo cada vez más graves.

No tener en cuenta estos cambios, puede hacernos incurrir en graves errores en los análisis que realicemos en base a estos datos.

Por ejemplo este año Castelldefells ha sido redelimitado casi por completo respecto al año anterior, con divisiones, agrupaciones, desplazamiento y redelimitación de secciones:


No tener en cuenta estos cambios, puede hacernos incurrir en graves errores en los análisis que realicemos en base a estos datos.

También debemos tener claro estos conceptos a la hora de comparar otros indicadores. Por ejemplo en INE ofrece datos de Atlas de distribución de renta de los hogares, a nivel de sección censal. Lo ofrece para los años 2015, 2016 y 2017; por tanto esos datos hay que analizarlos desde el seccionado desde el que se han creado.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LOCATION INTELLIGENCE & GEOMARKETING DASHBOARD

PROPUESTA DE LIMITACIÓN DE ZONAS A CASAS DE APUESTAS EN VALENCIA

QUE UN MAPA NO TE DESBARATE EL POWER POINT